Google+ Followers

Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 17 de junio de 2013

Dos hombres en racha

Hola a todos.Aquí estamos de nuevo para comentaros nuestra última salida a varear a los queridos sargos.La jornada comenzaba temprano,ya que la hora de quedada fue a las 6.30 de la mañana,para poder aprovechar casi una marea completa que marcaba la pleamar a las 10.30.Las condicioces climatológicas eran bastante buenas,con ausencia de viento,temperatura muy agradable y sin esperar que nos lloviese durante la mañana.El coeficiente de marea era francamente bajo (51) lo cual  hizoque nos decidieramos a buscar unas puestas con mucho calado,donde en principio este inconveniente quedara minimizado,asi que después de debatir medio segundo,Jesús y Vicente,nos decidimos por probar los acantalidados de Dexo,donde en una de las puestas había sacado Jesús la semana pasada un hermoso ejemplar de 2 kilos.Este tramo de costa extenso,a pesar de estar bastante batallado,cuenta con una serie de puestas que por su dificultad de acceso o para pescar,siguen siendo sitios bastante virgenes,con acantilados casi cortados en vertical con alturas superiores a los 20 m. y con unas puestas donde predominan calados muuuuy profundos junto con cantidad de canales y apostaderos,que hacen de esta zona un lugar excelente para tentar a los sargos y especialmente a esos ejemplares viejos entrados en años,en carnes y en kilos.
Zona elegida para pescar en sus acantilados

El cebo elegido fue el gambón,que en muchas ocasiones teniamos que cortar a la mitad por su exagerado tamaño y poder adaptarlo a nuestros anzuelos del 2/0 y de fuerte consistencia para soportar las luchas con estos bravos peces y resistir el viaje por los aires que les esperaba hasta donde estabamos apostados.El mar presentaba un aspecto inmejorable,con el agua batida que en ocasiones creaba unas quedadas expectaculares,vamos,que se presentaba la jornada de manera muy positiva.También estábamos espectantes por probar la nueva producción del Macizo Torres y  ver si sigue manteniendo la calidad de la que viene precedida.Así que mientras montábamos nuestros aparejos,nos dedicamos a untar las puestas que teniamos previsto pescar,justo cuando empezaba a arrancar la marea.
Ya desde los primeros lances y después de tantear varias zonas querenciosas,dimos con nuestros amigos,que estaban apostados a lo largo de un tramo de pared muy escarpada y que nos obligaba a pescar a lo largo,en muchas ocasiones no sin dificultad,ya que estaban pegadísimos a la roca y a bastante distancia de donde nos encontrabamos.Pero fue Jesús,quien empezó a meter pescado en tierra,siendo el segundo ejemplar otro buen perraco que sobrepasaba con creces el kilo y medio y que puso a prueba tanto a pescador como a equipo,ya que la zona para levantarlos no era especialmente limpia y habia que sortear algunas piedras que hacían temer la subida del sargo.Pero ya sabeis que hay dos tipos de rachas:las buenas y las malas y la pesca no es una excepción,Jesús está en uno de esos momentos en que casi todo lo que le entra al cebo,practicamente sale a tierra y Vicente está en el otro opuesto,desde hace unas salidas todo son dificultades para detectar picadas por una boya mal elegida,pérdidas de sargos en las piedras o muchos fallos en las clavadas.....Después de comentar entre nosotros la conclusión a la que llegamos es que todavía no le cogió la mano a la nueva medida de la Grauvell Teknos (7,30) y se le está resistiendo mas de la cuenta,pero todo será cuestión de rodaje y estas rachas se las toma con deportividad y buen humor (casi siempre,je,je) además servirá para subir una entrada con suficiente experiencia para comentaros las diferencias entre las dos medidas de la Teknos,que por cierto,hay bastantes diferencias y obliga a una adaptación que a Vicente le está costando mas de la cuenta pero todo se da por bien empleado y por aumentar experiencias.
Jesús peleando un sargo de mas de kilo y medio

Hermosa imagen de la puesta,con una expectacular quedada del mar,momento en el que Jesús arrima un sargo.
Jesús a pleno rendimiento en el momento de poner en tierra al bicharraco.

Después de la batalla


Entre sargo sacado y sargo perdido fue pasando la mañana y en esta primera puesta,la actividad empezo a decaer,hasta que Vicente (como no) saco una boga y fue el momento en que decidimos cambiar de puesta ya que no pintaba la cosa bien.La siguiente puesta elegida,estaba a una corta distancia y nos permitía pescar en una zona bastante amplia pescando desde lo alto del acantilado,con un par de puntas donde pegaba el mar de manera esperanzadora.Después del correspondiente macizado,comenzamos pescar,siendo Jesús quien nuevamente detecto la actividad de los sargos y despues de una par de buenas picadas,otro sargo de buen porte fue sacado de nuevo por Jesús,en otra puesta complicada a bastante altura y no después de algun esfuerzo,de quedarse el sargo medio trabado en unos bajos,consiguió levantarlo por los aires hasta donde estábamos nosotros.
Tras un rato de pesca,de pronto aparecieron las lubinas atraídas por el macizo,por lo menos tres ejemplares de buen porte,se dedicaron a patrullar nerviosamente por la zona,sintiendo curiosidad por nuestras boyas,pero sin mostrar el mas mínimo interés por nuestros cebos.Vicente se acordó que entre los aperos,guardaba un gusano de vinilo y decidio montarlo para tentar a las lobas,pero no era suficientemente tentador ya que tras recorrer algunos metros tras el engaño,se iban de manera despreocupada.
La siguiente picada,Jesús pesco una boga y ya que estábamos dispuestos a todo,la anzuelo detrás de la cabeza para hacer un intento a "pez vivo" para las lubinas,pero el resultado fue sacar a la boga muerta despues de un rato de navegación y las lubinas desaparecieron definitivamente del pedrero.Ya terminando la  jornada y casi con el último gambón que nos quedaba,Vicente decidió probar en unos bajos bastante lejanos y dandole al aparejo casi 8 metros de calado,fue buscando algún pinto que no tardo en picar,un hermoso ejemplar de casi 1 kilo,que en parte vino a compensar los sinsabores de la jornada en cuanto a piezas se refiere.
Vicente en las alturas levantando un hermoso pinto.

Por fin Vicente toco escama

Los que se dejaron pescar


Y así llegó el fin de una jornada de pesca,que si bien no fue pródiga en piezas sacadas,si lo fué en cuanto a experiencias,a risas,complicidad,siempre con el recuerdo de nuestros compañeros Jose y Munaim que no nos pudieron acompañar,también hubo buen cafe de termo y las pilas cargadas para una semana que se presenta con la perspectiva de la próxima salida en un horizonte mas cercano y para rematar,una bandada de rorcuales,paso frente a nosotros navegando de manera imperial pintando una hermosa estampa de nuestro querido Atlantico.Un saludo para todos.


EQUIPO SARGO BRAVO.




6 comentarios:

  1. Bonita pesca compañeros, las rachas son la leche eh, sobre todo cuando le tocan a uno las buenas jeje.
    Me gustaria preguntaros un poco mas sobre lo que decis al principio de la entrada, y me dieseis unos consejos concretos sobre el tema de pescar con coeficientes tan bajos, y que al mismo tiempo de alta actividad de pescado, esque hice una salida con un compañero el sabado, y el mar estaba de lujo, pero las puestas que frecuento y utilizando los mismos aparejos y calado, no me funcionan en dias de coef. bajo.
    Un saludo monstruos, mañana estare cerca vuestra, tengo examen en ferrol de unas plazas de policia local de naron, una pena la marea porque casi llevaba la caña!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Leo,gracias por tus palabras.Basicamente y desde nuestro humilde punto de vista,cuando hay coeficientes bajos es decir entre 50-60 mas o menos,o lo que es lo mismo,cuando hay mareas muertas y poca variaciones entre la bajamar y la pleamar (ayer en bajamar habia -0,9,es decir,que no llegaba al metro la bajada),solemos buscar puestas profundas o submareales,porque en puestas de poco calado,el sargo no tiene agua suficiente para sentirse seguro en los comederos que habitualmente frecuenta y se le encuentra mas en los fondos,esa seria a modo de resumen el que busquemos puestas profundas en dias de bajo coeficiente de marea.En cuanto a la actividad,normalmente consultamos las tablas,que te dan una orientacion en base a distintos parametros,como puede ser la luna.Ayer curiosamente,había coeficiente bajo pero las tablas daban actividad alta y como comentamos en la entrada,se prolongaron las picadas tanto en la subida hasta la pleamar como en la bajada,los dos ultimos sargos salieron 2 horas despues de la pleamar y el primero unas 3 horas antes de la pleamar.Sería una explicacion un poco basica,pero nuestro consejo es que dias con coeficientes bajos,busques sitios donde encuentres mucho calado,es decir,5 metros en adelante y no te cortes a la hora de darle calado al aparejo,ayer llegamos a pescar con casi 7 metros de calado en el aparejo,eso si,con boya loca o corrida.Y mañana mucha suerte a ver si te sale una plaza.Saludos

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena a los dos, buenos sargos si señor, que guapos son con ese color oscuro, a seguir dándoles caña, un saludo desde Cadiz

    ResponderEliminar
  4. Gracias Salah,aqui el amigo Jesús que no perdona,los demás ultimamente estamos para sacar las fotos,je,je.Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Buena pescata, guapos los sargotes...

    ResponderEliminar